Título: La campana de cristal (Título Original: The Bell Jar)

Autora: Sylvia Plath

Género: Novela

Año publicación: 1963

Editorial: Edhasa

Páginas: 384


La campana de cristal es la única obra narrativa de una autora fascinante convertida en mito literario, la poetisa Sylvia Plath. Publicada en el Reino Unido un mes antes de morir su autora y bajo el pseudónimo de Victoria Lucas, la novela nos narra la historia en primera persona de Esther Greenwood, una joven universitaria que recibe una beca para estudiar en Nueva York, donde tratará de buscar su lugar en un mundo tradicional y rígido donde no termina de encajar. La obra nos habla de lo que le sucede durante esos meses y, sobre todo, nos detalla todo lo que se le pasa por la mente a su protagonista. Su inadaptación y rechazo hacia un mundo que limita al individuo sólo por el hecho de ser mujer, un marcado perfeccionismo y la insatisfacción y desasosiego que provoca tener dudas sobre el camino a elegir le conducirán a una depresión y a varios tratamientos psiquiátricos al regresar a su hogar materno.

Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cuál de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el resto, y, mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies.

La obra tiene un marcada carácter autobiográfico, puesto que la misma Sylvia Plath sufrió varios intentos de suicidio en la universidad y fue tratada en una institución psiquiátrica con electroshocks al igual que la protagonista de su novela. Es, además, precursora e icono del movimiento feminista de los años 70, con muchos temas de interés como la crítica a la doble moral que encierra el matrimonio, la principal institución social del momento, la defensa de una sexualidad libre para la mujer ajena al embarazo y la de su propia libertad e independencia.

Yo no podía soportar la idea de que una mujer tuviera que tener una vida pura de soltera y de que un hombre pudiera tener una doble vida, una pura y otra no. Esta es una de las razones por las que nunca quise casarme. Lo último que yo quería era seguridad infinita y ser el lugar desde el cual parte una flecha. Quería cambio y emoción y salir disparada en todas las direcciones yo misma.

También aparecen otros temas tremendamente modernos para la época como la homosexualidad o la crítica a la pena de muerte. En cuanto al estilo, Plath emplea una prosa sugerente e irónica, magnífica y terrible en la recreación de imágenes capaces de transmitir sensaciones como las que vive su protagonista, muy ágil y fluida, sin excesivos recargos pero poética al tiempo.

Por todo ello, La campana de cristal es una novela que no te dejará indiferente. Muy recomendable para todos aquellos que tengan ganas adentrarse en una lectura profunda y en los recónditos lugares y misterios de la mente humana. Sin lugar a dudas, buena y angustiosa literatura.

Sobre la autora

Imagen 12
Fotografía de Giovanni Giovannetti/Grazia Neri. Obtenida en Wikimedia Commons.

Sylvia Plath fue una autora norteamericana nacida en Boston el 27 de octubre de 1932. Conocida principalmente por sus poesías, escribió también ensayos, relatos y obras para niños, además de la obra narrativa aquí reseñada. Fue una mujer de extremada inteligencia, sensibilidad y capacidad de introspección, muy presente a lo largo de toda su obra. Estuvo casada con el poeta Ted Hughes, de quien se separó por una infidelidad y tras una relación tormentosa. Sylvia Plath puso fin a su vida el 11 de febrero de 1963: tenía 30 años. Tras dar de desayunar a sus dos hijos, introdujo la cabeza en el horno y encendió el gas. 

Su trágica muerte y la destrucción del último diario por parte de Ted Hughes, convertido paradójicamente en editor de su legado literario y personal, contribuyen al mito de una mujer y escritora extraordinaria. Otra paradoja es la de Assia Wevill, la amante por la que Ted abandonó a Sylvia, que también se suicidará más adelante junto con la hija de ambos de la misma manera que Plath.

Silvia Villanueva Santander


Fotografía de portada de Powells, obtenida en flickr.