Título: Una palabra tuya

Autor: Elvira Lindo

Género: Novela

Años de publicación: 2005

Editorial: Seix Barral

Páginas: 251


Una palabra tuya es una novela original, divertida y profunda de la escritora y periodista española Elvira Lindo. De emocionalidad penetrante y frescura idiomática, cuenta la historia de dos mujeres de clase humilde y actualmente barrenderas que son amigas desde niñas. Narrada en primera persona, su protagonista Rosario nos relata con una mirada muy particular los años transcurridos junto a su amiga Milagros y cómo pese a ser esencialmente opuestas, se buscan, se quieren y, sobre todo, se necesitan.

Yo no conocí a Milagros en el trabajo. Eso es lo que no me explico, que nos conocemos desde el colegio y tenía experiencia como para haberla evitado. Si quería deshacerme de ella, la vida me dio muchas oportunidades pero no supe o no quise. Ahora ya no sé.

una_palabra_tuya_2_medJuntas conforman un mosaico con las contradicciones y  rasgos de la naturaleza humana ya que en ellas conviven en distinto orden e intensidad la mayor altura y grandeza de gestos junto a la mezquindad y bajura más basta. Son, por tanto, personajes profundamente humanos y redondos en su configuración, entrañables incluso en los ademanes más repulsivos. La novela es, especialmente, la historia de una amistad a lo largo de una vida y del paso del tiempo que nos lleva a ser quienes somos y no quienes desearíamos ser. Pero, también, uno se asoma a través de esta magnífica novela al patio interior de la desigualdad, del injusto reparto de cartas donde a menudo las dificultades y soledades desbordan la cocina de un barrio humilde cualquiera.

Además, esta novela, de aparente sencillez y espontaneidad como ocurre con sus protagonistas, encierra temas profundos que son abordados desde una perspectiva original y singular. El amor, el dolor, la enfermedad o la muerte acompañan la existencia humana y narrativa de estas páginas.

Es tremendo el daño que puede hacernos un enfermo, primero nos convierte en esclavos de su debilidad y luego, una vez que ha muerto, nos hace preguntarnos si lo hicimos de buen grado o estuvimos deseando a cada rato que se muriera.

Todo ello entretejido en una maraña ficcional que también toca temas más banales convertidos en lucidas y – sin quererlo – trascendentes reflexiones.

Pues claro que llevamos la conversación al terreno personal, todas las conversaciones se llevan al terreno personal, querida, hasta cuando hablamos en el curro de establecer los turnos de basura estamos hablando de cosas personales, algunos incluso están hablando de follar

La novela contiene en sí misma varios logros y fue merecidamente galardonada con el Premio Biblioteca Breve 2005 concedido por Seix Barral y traducida a varios idiomas, además de haber sido llevada al cine en el año 2008. Para empezar, su prosa es tremendamente ágil y de aspecto casual, puesto que Elvira Lindo reproduce como nadie el habla coloquial y el parloteo diario, así como la frescura del pensamiento ágil y vivaz. Además, la escritora nos muestra el lado menos visible y amable de una realidad próxima y dura, pero todo ello con ironía, sarcasmo y por tanto, mucha gracia. Y sobre todo es una historia humilde que encierra reflexiones de gran calado y profundidad moral.

A mí con el mundo laboral me pasa como con la familia, que no lo entiendo y que no he tenido mucha suerte; esa obligación diaria de contemporizar con unas personas que te han tocado y de cuya compañía no puedes escaparte, ese tener que dedicarle todos los días un espacio de tiempo a la conversación con una gente que ni te va ni te viene, no es un plato de mi gusto.

Elvira Linda nos relata en estas páginas con una prosa burlona y festiva la tragedia de vivir. Sin ninguna duda, la novela es gozosa y deleitable por cuanto su lectura sabe a buena literatura y su autora domina las artes narrativas. En resumen, lectura muy recomendable y una autora, aunque conocida periodista, que merece ser leída y tenida en cuenta por ser una gran narradora y contadora de historias.

Sobre la autora

451px-Elvira-lindo.jpg

Elvira Lindo es una escritora española nacida en Cádiz en 1962. Guionista, periodista y durante mucho tiempo locutora de radio, es conocida por ser la creadora del personaje de Manolito Gafotas y su amplia serie- de hecho, destaca enormemente dentro del campo de la literatura infantil -. Desde su juventud vive en Madrid y hace años que colabora con la publicación de artículos y columnas en el diario El País. Asimismo, es pareja sentimental del también escritor Antonio Muñoz Molina, galardonado, entre otros, con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (2013).

Su trayectoria dentro de la narrativa adulta es quizás menos conocida, pero de enorme calidad y necesaria mención, y cabe decir que uno de sus mayores logros es la reproducción natural del habla coloquial, lo que con aparente sencillez le concede una especial agilidad a sus novelas. Títulos como El otro barrio (1998), Algo más inesperado que la muerte (2002), Lo que me queda por vivir (2010) o Lugares que no quiero compartir con nadie (2011), novela experimental autobiográfica sobre su reciente estancia en Nueva York, forman parte de su trayectoria.

Silvia Villanueva Santander


La fotografía de Elvira Lindo ha sido obtenida de Wikimedia Commons.