Título: El curioso incidente del perro a medianoche (Título original: The Curious Incident of the Dog in the Night Time)

Autor: Mark Haddon

Género: Novela

Año publicación: 2005

Editorial: Salamandra

Páginas: 272


El curioso incidente del perro a medianoche es, sin la menor duda, una novela especial, entretenida y diferente, por ese orden. También es especial su protagonista, Christopher Boone, un chico con un trastorno del espectro autista que vive en Swindon (Wiltshire, Reino Unido). La novela es obra del escritor británico Mark Haddon y apareció publicada por primera vez en el año 2003.

Localizada tradicionalmente dentro del marco de la literatura juvenil, es también una novela para adultos y suele leerse de forma obligatoria en muchas clases de ética y facultades de Psicología, lo que demuestra que, de por sí, la obra también puede entenderse como un acercamiento honesto y exento de prejuicios  a un “trastorno” de la comunicación y el lenguaje, o mejor dicho, a otra forma de comunicarnos y a otro lenguaje, y a los muchos dilemas que le surgen al protagonista en cuanto a su forma de ver el mundo y comprender la realidad. Christopher cuestiona y pone en entredicho verdades cuasi absolutas con su lógica personal y su particular visión del mundo, llevando al lector a plantearse muchas más cosas de las que uno esperaría encontrar en este libro para adolescentes.

Los niños de mi colegio son estúpidos. Pero se supone que no he de llamarlos estúpidos, ni siquiera aunque sea eso lo que son. Se supone que he de decir que tienen dificultades de aprendizaje o que tienen necesidades especiales. Pero eso es estúpido, porque todo el mundo tiene dificultades de aprendizaje, porque aprender a hablar francés o entender la relatividad es difícil. Y todo el mundo tiene necesidades especiales, como Padre, que tiene que llevar siempre encima una cajita de pastillas de edulcorante artificial que echa al café para no engordar, o la señora Peters, que lleva en el oído un aparato de color beige para oír mejor, o Shiobban, que lleva unas gafas tan gruesas que si te las pones te dan dolor de cabeza, y ninguna de esas personas son de Necesidades Especiales, incluso aunque tengan necesidades especiales.

La novela es entretenida porque está contada con un lenguaje ágil y sencillo, como le corresponde expresarse a un joven narrador de 15 años quien, además, mantiene una especial comunicación con el mundo y nos ofrece una trama detectivesca que logra enganchar al lector.

Imagen 1Una anécdota aparentemente intrascendente, la aparición de un perro muerto en el jardín atravesado por un horcón, será lo que dará pie a toda una trama cuasi policíaca donde su  protagonista, el joven Christopher, imitará a su detective favorito, Sherlock Holmes, para realizar una intensa búsqueda que le llevará a descubrir algunas verdades profundas y dolorosas y a entender la ilógica de las relaciones personales a través de los conflictos de sus padres. Pero no sólo  Christopher atiende inocentemente y testigo al complejo binomio padres-padres, porque no es lo mismo tener un hijo que ser padres, no es lo mismo ser un matrimonio que ser una familia, el propio lector contemplará con una nueva mirada temas y lugares conocidos. De hecho, tras la aparente sencillez de este joven adolescente se dejan entrever reflexiones profundas que harían tambalear los cimientos de cualquier adulto.

Los números primos son lo que queda después de eliminar todas las pautas. Yo creo que los números primos son como la vida. Son muy lógicos pero no hay manera de averiguar cómo funcionan, ni siquiera aunque pasaras todo el tiempo pensando en ellos.

Además, es también una novela gráfica, numérica y muy visual, porque emplea dibujos, gráficas, imágenes y mucha matemática para mostrarnos el mundo que rodea al protagonista, lo que le confiere a la novela un carácter totalmente diferente a otras.

Por todo ello y por superar con creces las pretensiones con que naciera, la novela ha sido reconocido con muchos premios y homenajes, entre ellos el Premio Libro del Año Whitbread en el 2003, el Premio para Escritores de la Commonwealth en el 2004 como mejor primer libro y el Premio al Mejor Primer Libro para Jóvenes Lectores en el 2005. Igualmente, ha contado con el elogio y aprobación masiva de los lectores en todos los países donde la obra ha sido publicada – los derechos se vendieron en más de 43 idiomas y alcanzó listas de ventas en Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Italia y Francia. Asimismo, la novela ha sido llevada al teatro en varias ocasiones con éxito aplastante.

Sobre el autor

Mark Haddon nació en Northampton en 1963. Licenciado en Literatura Inglesa y autor de dos novelas y una veintena de libros para niños, es también un artista muy polifacético porque, además de escribir, ilustra y pinta. Durante un tiempo trabajó con personas que padecían deficiencias físicas y mentales, lo que le sirvió para escribir El curioso incidente del perro a medianoche. Actualmente da clases de Literatura Creativa en la Universidad de Oxford y en la Fundación Arvon.


Silvia Villanueva Santander