El pasado lunes, 1 de octubre, hemos podido disfrutar en la capital cántabra de la representación de una de las grandes obras de Buero Vallejo, La fundación, gracias a La Joven Compañía. Esta compañía que, como su nombre indica, reúne a las futuras promesas de las artes escénicas, sirve de trampolín profesional para los jóvenes que se quieren iniciar en el mundo del teatro. Creada en el año 2012 por David Peralto y José Luis Arellano, y tras seis años de andadura, actualmente cuenta con más de cincuenta actores con edades comprendidas entre los 18 y los 27 años.

De aquí surge, necesariamente, la mayor de las diferencias que nos encontramos entre esta adaptación de la obra de Vallejo y el texto: la edad de los protagonistas. Mientras que en la obra original Asel es un hombre que ronda los cincuenta, casado y con hijos, en la adaptación de La Joven Compañía nos encontramos a un joven estudiante de Medicina – o, al menos, eso es lo que nos hacen creer inicialmente – al que le visitan, en lugar de su mujer e hijos, sus padres. Esta es, sin duda, la diferencia más notable, pues huelga decir que la adaptación llevada a cabo por Irma Correa – célebre dramaturga que ha sido galardonada con diversos premios, desde el XIX Premio SGAE de Teatro hasta el Premio Max al Espectáculo Revelación – se ciñe buenamente al texto original. Si bien nos encontramos con unos protagonistas en general más jóvenes y con un Tomás más libidinoso de lo que imaginamos al leer el texto, los diálogos son un fiel reflejo de aquellos que escribió Buero Vallejo.

La-FundaciónLa fundación – o En la fundación, título con el que Irma Correa ha adaptado la obra para la escena – es una historia de lucha, la lucha de un grupo de jóvenes por la libertad y la supervivencia en un mundo extraño, hostil y represor. Un mundo que inicialmente se nos muestra curioso y prometedor, pero que se va tornando violento y oscuro a medida que vamos despertando a la verdad, al tiempo que lo hace el bueno e inocente de Tomás. Cuando todos hayan despertado a la cruda realidad, intentarán hacer lo posible por luchar contra las circunstancias, incluso cuando estas son aplacables, y encontrar un resquicio de rebeldía, una actitud de lucha para encontrar aquello que todos ansían, aquello que el mismo autor ansió en sus años de cárcel: la libertad. Pero En la fundación también es una historia de hermandad, la hermandad entre varios jóvenes que comparten el mismo sino y que deciden buscar apoyo los unos en los otros – a excepción de uno, como sabemos según se va aproximando al final – para andar juntos el camino tortuoso que les ha tocado.

En poco más de hora y media, y gracias al asombroso talento de todos y cada uno de los actores, La Joven Compañía nos consigue transmitir las reacciones y la psicología de cada personaje al enfrentarse a un destino adverso. Si bien el propio autor confesó que la obra surgió como respuesta a las experiencias que le tocó vivir como condenado a muerte, no es en ningún caso autobiográfica: cada uno de los cinco protagonistas se enfrentan a las adversidades de forma distinta, algunos desde la lucha, la mayoría desde la tristeza o la desidia y, como bien refleja la obra, otros pocos desde la negación. Quizá encontremos un poquito de Buero Vallejo y de su lucha en cada uno de los personajes.

En la fundación se estrenó en noviembre del 2017 y lleva casi un año acercando a Buero Vallejo al público de toda España. Para los interesados en esta representación, aún podemos encontrar representaciones durante el mes de Octubre en Salamanca, así como en el teatro Conde Duque de Madrid.

La Joven Compañía ha representado más de 180 funciones por toda España, a las cuales han asistido cerca de 200.000 espectadores. Asimismo, ha recibido numerosos premios y reconocimientos, entre los que destacan El Ojo Crítico de Teatro de RNE (2014), la Cruz orden del Dos de Mayo de la Comunidad de Madrid este mismo año, así como la candidatura a distintos Premios MAX durante los años 2015, 2016 y 2017. Si queréis conocer más acerca de La Joven Compañía, no dejéis de visitar su página web y de leer la nueva temporada 2018/19 con la que planean seguir cosechando más éxitos y acercando el teatro a todo el territorio español.

Cristina Pazos del Olmo


Fotografías obtenidas de la web de La Joven Compañía. Todos los derechos reservados.