Hace ya casi un año que Raquel Carrasco se animó a dejar todo para montar una pequeña librería en el barrio de Santa Eulalia en Murcia, aunque en realidad la literatura y la escritura llevan formando parte de su vida desde siempre; la primera, a través de su inquietud lectora y su eterna curiosidad, que la llevan a explorar siempre que viaja las librerías de viejo de las grandes ciudades; la segunda, desde que en noviembre de 2012 se animara a comenzar un blog en el que nos lleva hablando desde hace ya casi seis años de cine, de literatura, de actualidad pero, sobre todo, de escritura, de aquellas alegrías y aquellos dolores, aquellos miedos, recuerdos, tristezas y certezas que expresa de manera más o menos breve, de manera más o menos poética, siempre con intimismo y honestidad. Estas reflexiones las traslada, también, a una cuenta de Twitter que abre por la misma época y en la que, con periodicidad casi diaria, comparte sus breves pero lúcidas reflexiones sobre el mundo, el amor, la literatura o la vida. Asimismo, desde hace unos meses colabora de forma habitual en la sección Libros del cultural del periódico La Opinión de Murcia.

Cinco años después de iniciar su blog, la literata se estrena como librera en Murcia con el nombre artístico que ya usara en el blog y en Twitter – Colette, en honor a la novelista francesa – y un añadido al nombre de la librería que es toda una declaración de intenciones: LeTRAS y TRAgos. Y justamente de eso va el asunto: de leer y de beber (vino). Precisamente las dos mayores pasiones de Raquel. 

26167060_307597053094251_3608760383807980881_n

Esta idea original no es de la librera, que ha tomado como referencia librerías de grandes ciudades con este mismo concepto, si bien sigue siendo algo novedoso y, en especial, en Murcia, donde es la primera vez que abre sus puertas un lugar de este tipo. De esta manera, en Colette, LeTRAS y TRAgos puedes comprar a la vez un buen libro y una buena botella de vino, leer mientras disfrutas de una copita o participar en catas de vino y en el sorteo de una cesta navideña compuesta, por supuesto, de un libro y un vino, los dos a la elección del premiado.

23434726_285046998682590_5695141131708990680_n

Pero esta librería no es solo original por el concepto, sino también por otros detalles que la hacen única: su cuidada selección, su apuesta por el feminismo, su decoración y su estilo únicos. En cuanto al catálogo, olvídate de encontrar aquí los best-sellers del momento que, muy probablemente, dejen de ser noticia tan rápido como saltaron a la fama. La variedad está muy cuidada en Colette, acercando al público a autores desconocidos, a editoriales de calidad y, por supuesto, a los sempiternos clásicos. Si te vas de la librería con un libro distinto al que esperabas encontrar o, mejor aún, con un libro desconocido pero que te va a sorprender, ya habrás conseguido el propósito de Raquel. Si, además, como cliente tú también puedes recomendarle nuevas obras, la satisfacción será doble. Se trata de una labor de investigación literaria continua y por ambos lados.

30707149_352879461899343_5098546120779366400_n

Las mujeres, a su vez, tienen un protagonismo alto en esta librería, tanto las obras que hablan de feminismo, como las autoras conocidas y no tan conocidas a las que Colette busca dar visibilidad. Los libros de segunda mano también tienen su espacio, a través de la compra o, incluso, a través del intercambio de libros.

29570449_344877122699577_6714344102978436132_n

Y qué decir del estilo y de la decoración. La librería de Colette será de las pocas en las que te encuentres los libros colocados frontalmente, para que podamos visualizar toda la portada en su conjunto y no el escueto lomo. Las luces, lejos de parecerse a la fría iluminación de las grandes librerías multinacionales, es en este caso cálida e íntima.

30221490_349458712241418_842253119789203456_n

Pero en Colette no se limita uno a leer y beber: también podemos conocer nuevos autores a través de la presentación de libros; acudir a recitales de poesía o a exhibiciones varias. Son muchas las actividades literarias y culturales que tienen cabida en esta librería. Se trata de dinamizar la cultura en una ciudad muy castigada por la crisis, donde las subvenciones públicas culturales fueron dinamitadas hace años. Raquel quiere ayudar a revitalizar la cultura a través de rincones como el suyo, que no busca competir con las grandes librerías – Amazon, El Corte Inglés, Casa del libro… -, sino atender a un público distinto: el conocedor, el entendido, el comprometido con el oficio de librero, cada vez más en peligro de extinción. 

31948441_362991930888096_8438578686063542272_n

Si vives en Murcia o estás de visita, no dudes en acercarte a conocer Colette, LeTRAS y TRAgos. Lo encontrarás en la calle Cánovas del Castillo, número 17. ¡Disfruta de la experiencia!

Cristina Pazos del Olmo


Fotografías obtenidas de la página de Facebook de la librería. Todos los derechos reservados.