El 9 de noviembre de 1989 caía el Muro de Berlín, símbolo de la división de Europa. Con su caída, caía también la ruptura entre las dos Alemania, la RDA del este (la comunista) y la democrática del oeste. Ocurre, por primera vez, que los años que han transcurrido sin muro son más de los que estuvo en pie, un total de 28.

774px-Berlin_Blockade-map.svgEl muro nace con la idea desesperada de evitar que la población y, con ella, los capitales, huyan de la parte oriental a la occidental de la Alemania posterior a la Segunda Guerra Mundial, dividida en cuatro: la Alemania francesa, británica y americana, conocidas como la zona occidental; y la Alemania soviética, conocida como la zona oriental o comunista. Y es que, hasta el momento de la construcción del muro, se estima que casi tres millones de personas huyeron de la zona este a la oeste, muchos de ellos gente cualificada profesionalmente. Eran personas que buscaban una prosperidad económica que no encontraban en la RDA.

La construcción de este muro se hizo, literalmente, de la noche a la mañana. Ocurrió en una calurosa mañana del 12 de agosto del año 1961. Más de 50.000 operarios se necesitaron para su construcción, primeramente unos sencillos alambres para convertirse después en el muro tal y como se mantiene en algunas zonas de Berlín hoy en día. Esta barrera separó a miles de familias, que durante años no pudieron comunicarse más que a través del frío muro que terminaría convirtiéndose en símbolo de la guerra fría.

A pesar del muro, fue mucha la gente que intentó huir, para lo cual se decidió construir una valla interna a varios metros del muro original. El espacio entre ambas zonas llegó a conocerse como “franja de la muerte”, pues casi 200 personas perecieron en el intento. El muro se acompañaba de torres de vigilancia con cientos de puntos de control. A lo largo de la ciudad se establecieron varios pasos fronterizos, siendo el más conocido el Checkpoint Charlie, que fue testigo de varias de las huidas realizadas con éxito. Hoy en día se mantiene una réplica de este paso para visitar por el público interesado.

people-3057766_1920El final del muro no ocurrió ese 9 de noviembre, sino muchas semanas antes. La presión de algunos de los países soviéticos (Polonia, Hungría…), que aflojaron sus fronteras, las manifestaciones cada vez mayores, pero sobre todo la intervención televisiva de Guenter Schabowski, portavoz del gobierno de la RDA, que anunció en directo en una conferencia de prensa que las restricciones de viaje para los ciudadanos del este se levantarían de inmediato. Esto provocó que miles de personas fueran hacia el Muro y exigieran a los guardias que abrieran las puertas, algo que finalmente ocurrió sobre las 21.30 de la noche del 9 de noviembre de 1989. Miles de personas cruzaron entre ambas Alemanias, algunas por primera vez en su vida, lo que provocó la caída inmediata del muro de Berlín que había permanecido levantado durante 28 años.

Hoy en día Berlín es una ciudad cosmopolita, abierta, democrática y símbolo de la ciudad que fue entonces, pues más de 1 kilómetro del muro permanece en pie en la llamada East Side Gallery, una galería de arte al aire libre en pleno muro de Berlín. Los grafitis y pinturas sobre el muro son una manera de rechazar las divisiones y los muros, como el de Berlín pero también como los casi 70 muros que permanecen en pie hoy en día y que dividen a poblaciones a lo largo de todo el mundo. Ojalá más 9 de noviembres como aquel de 1989.

Cristina Pazos del Olmo


Mapa de Berlín obtenido en Wikimedia Commons.

Fotografía principal obtenida en Wikipedia.